Gabinetes vs Periodistas: el complemento perfecto

El pasado jueves 12 de mayo tuvo lugar en la Universidad Complutense de Madrid el debate Gabinetes vs Peridistas, con tres mesas redondas (Gestión de crisis en el sector automovilístico, comunicación turística en situación de conflictos y comunicación en grandes eventos deportivos) en las que estuvieron presentes profesionales de la comunicación con una gran experiencia en su campo para discutir sobre temas de actualidad periodística.

En la última de ellas, comunicación en grandes eventos deportivos: la Eurcopa y los Juegos Olímpicos, se dieron cita José Antonio Pascual, jefe el área de fútbol de EFE deportes, Paloma del Río, coordinadora de patrocinios y federaciones de la dirección de deportes en TVE, Maite Martín, redactora del diario AS, Paloma Antoranz, jefe de prensa de la selección española de fútbol, y Carmen Juncal, redactora de la dirección del comunicación del comité olímpico español. Un equipo de lujo para comentar cómo se funciona la comunicación de uno de los grandes motores del mundo: el deporte, y en especial los eventos que se retransmiten mundialmente cada temporada.

Maite Martín, como coordinadora de la mesa, comenzó la intervención con la presentación de sus compañero, a los que no les faltaron los elogios. La importancia de la Eurocopa y su cobertura en los medios fue el primer tema comentado, y ya se definía como “lo más de lo más” para José Antonio Pascual. La complementación entre ambas partes es importantísima, tan y como explicaron, “no somos enemigos” repitieron los dos periodistas, y además con las nuevas plataformas para hacer periodismo sus funciones se han vuelto aún más complementarias. “Solo hay tensiones cuando desde tus jefes te piden que hagas entrevistas” y al otro lado los responsables de comunicación de los equipos españoles se ven desbordados: “lo importante es dar la información en el momento adecuado, y calmar a los periodistas porque siempre van a tener toda la información en su mano”, decía Carmen Juncal. “Recuerdo que el día de la final de Johanesburgo, los programas de alargaron muchísimo, pero todo el mundo estaba en una nube y dio lo mejor de sí mismo. Inclusó me entrevistaron a mí que no tenía ningún sentido”, explicaba entres risas la jefa de prensa de la sección española.

Continuando con la organización en de los eventos, se desctacó de nuevo la complejidad, “el trabajo de los gabinetes es más difícil proque hay muchos más nuevos medios en internet, hay siempre que negociar para conseguir más medios”. Por tanto, a pesar de la desbordante información con la que nos encontramos en la actualidad los usuarios, hay que saber lo complicado que supone un evento de tales dimensiones y el enorme trabajo que supone poder narrarlo en directo, una ventaja que muchas veces aún sigue solo en manos de los medios más relevantes. Sin querer menospreciar la pluralidad informativa, lo cierto es para cubrir un evento deportivo no creo que sea necesaria la presencia de muchos medios.

El juego entre las dos partes es complicado y por ello se requieren grandes profesionales, como ellos mismo explicaron “es importante que los profesionales hayan trabajdo en las dos partes”. No solo en los dos lados de la misma moneda, sino que se requieren profesionales preparados para todo tipo de circunstancias y un conocimiento general de la información, ya que para cubrir evento de esta envergadura entran en cuenta factores externos, como puede ser el terrorismo internacional.

Por último cabe destacar de la charla, que a pesar de contar con cuatro mujeres y un hombre, hicieron un llamamiento a que en el periodismo deportivo hacían falta más mujeres periodistas y expertas en comunicación, pues no sólo el número es menos sino que su tratamiento sigue siendo discriminatorio, y estoy totalmente de acuerdo en esta cuestión, continuamos en el mundo deportivo juzgando a las profesionales más por su físico que por su profesionalidad.

He acabado periodismo, ¿Y ahora qué?

Si te encuentras en ese 90% de estudiantes que acaba su grado de periodismo con la incertidumbre de qué hará con su futuro, seguramente te hayas planteado la posibilidad de hacer un máster. Viendo las dificultades que actualmente presenta la entrada al mercado laboral, lo cierto es que una mayor preparación académica siempre es sinónimo de mayores posibilidades de encontrar trabajo. Ahora bien, ¿Qué tipo de máster te interesa? Aún prevalece la eterna duda de si estudiar aquello que más te gusta o pensar en términos profesionales y acercarte a un curso de postrado que tenga muchas salidas en el mercado. Ante tanta incertidumbre aquí te presentamos los másters de periodismo especializado (no oficiales), que pueden completar tus estudios. Son aquellos ofertados por empresas periodísticas, lo que hace que al terminar el curso tengas la posibilidad de incorporarte a la plantilla de la empresa. Los precios oscilan entre los 6.000 y los 13.000. Los profesores suelen ser profesionales del medio, siendo indiferente si están en activo o no, cuantos más profesionales haya más prestigio tendrá el master. El método de evaluación depende de cada medio, pero en general se valora mucho la asistencia diaria a las clases, talleres y conferencias, sacarse el master es fácil si te esfuerzas un mínimo, aunque es más complicado conseguir sobresalir entre todos.

En Madrid encontramos diferentes tipos de master que dividiremos en 3 bloques: prensa escrita (generalista y especializada) y los medios audiovisuales (radio y tv) .

Prensa escrita:

Generalista: El Pais oferta junto a la universidad Autonoma y El Mundo junto a la universidad CEU San Pablo, son muy similares en cuanto aprecio y proceso de admisión (test de actualidad, redacción, idioma y entrevista personal), en cambio la duración es diferente, El País le dedica más tiempo a la parte tanto teórica que a la práctica, esto lo podemos relacionar con que en este diario son 2.000 euros más de matrícula que en el de Unidad Editorial, las salidas profesionales en El País no garantizan trabajo, sin embargo en El Mundo en el año 2012-13 un 60% se quedaron en las instalaciones, mientras que en el 14/15 un 50% esto nos muestra que cada vez cae más en picado estas cifras.

Especializada: las revistas de moda también tienen sus masters propios. Las revistas Telva y Vogue, proporcionan estudios con una duración de un curso académico normal. La revista Vogue imparte divo master en la Carlos III, con un total de 12.800 frente a los 12.500 de Telva, la cual se imparte en la CEU San Pablo. En cuanto a las prácticas, Vogue ofrece cinco meses mientras que Telva tres. No se lleva a cabo ningún proceso de selección.

Radio y televisión: nos encontramos con dos, por un lado el de RTVE en la UCMel cual ofrece, el cual cuesta 5700€, para poder entrar es necesario hacer una prueba, la cual consiste en: prueba de conocimientos y actualidad (eliminatorio), prueba de redacción y locución, y por otro el de la COPE dirigido en el CEU de San Pablo, 10.500€. Las clases son de grupos muy reducidos (20-40), sus pruebas de admisión son iguales que las de RTVE, pero además se realizara una entrevista personal.

En cuanto al método de admisión, los medios hacen pruebas de selección que consisten en redactar alguna noticia sobre un tema de actualidad, evaluar el nivel de inglés y entrevistas personales a los interesados. Además se suele pedir como requisito ser graduado o licenciado en alguna carrera (no tiene por qué ser Periodismo).

Ahora sólo te queda decidirte!

El medio ambiente preocupa a un 73% de los universitarios madrileños

A través de una encuesta de tipo cerrado hemos descubierto cuánto les importa a los universitarios de nuestra capital el medio ambiente. La primera respuesta es clara, tres cuartos de nuestros jóvenes sitúan la degradación del planeta entre sus cinco primeras preocupaciones a nivel mundial. Un buen dato, sobre todo en relación a la población general y a lo que este problema suponía hace algunos años, cuando apenas se tenía en cuenta. Además la gran mayoría consideran una inversión a largo plazo y no un gasto el hecho de que el gobierno destine parte de nuestros impuestos a esta causa.

La extinción de determinadas especies animales, el calentamiento global, la gran cantidad de residuos generados por el ser humano, el aire contaminado que respiramos en las grandes ciudades y a la escasez de agua (sequía) y  materias primas, se sitúan como los principales objetivos a resolver según los universitarios. Además señalan a las grandes compañías mundiales como los responsables principales, sin embargo no podemos olvidar que estas están financiadas por personas individualmente y que al mismo tiempo pequeños gestos como reciclar o no utilizar productos que contengan gases que contribuyan al efecto invernadero suponen un pequeño gesto para nosotros pero una gran ayuda para el mundo en el que vivimos.

Sin duda,todo lo recogido son buenas noticias, aunque aún queda mucho por concienciar y por hacer para solucionarlo, porque los universitarios pueden focalizar el nicho del problema, pero en cuanto a los remedios hay muchas más dudas. También sitúan con gran imprecisión el momento en el que el medio ambiente podrá dejar de ser una preocupación, y un 30% de ellos piensa que es un problema que no se resolverá nunca.